SER POBRE E HIPERTENSO EN COLOMBIA ES MORTAL

•octubre 19, 2007 • Dejar un comentario

La pobreza se combate en nuestro pais de diversas maneras, y una de ellas, tal vez la mas eficaz, es dejar que se mueran mientras esperan una consulta con un médico especialista o un exámen especializado.

El verdugo es el Régimen Subsidiado de Salud (SISBEN), el cual se diseñó, supuestamente, para brindarle servicios de salud a las personas de bajos recursos sin capacidad de pago, sin embargo este sistema tiene una grn cantidad de falencias y entre ellas la falta absoluta de atención a las personas Hipertensas  y/o  Diabeticas.

El SISBEN, tiene dos modalidades, los SISBENIZADOS que son aquellas que tienen un documento que dá constancia de su vinculación al régimen subsidiado, pero con el cual los pobres de Colombia tienen que pagar por las consultas médicas el equivalente a 50 centavos de dolar, no tienen derecho a medicamentos y para acceder a los servicios de médicos especialistas y examenes especializados deben hacer largas esperas de dos o tres meses. Luego sigen los CARNETIZADOS que son aquellos que poseen un carné y por esto, no pagan consulta médica y si tienen acceso amédicos especialistas y a todos los exámenes clínicos, con la salvedad de que deben estar contemplados en el PLAN OBLIGATORIO DE SALUD (POS),  el cual contempla sólo medicamentos genéricos y obviamente los más baratos.

Recientemente adelanté, desde la fundación que dirijo, un estudio con 60 personas mayores de 55 años hipertensas y/o diabéticas,con la fnalidad de determinar quienes tenian riesgo de un derrame cerebral a causa de sus paecimientos. El resultado del estudio fue sorprendente, 58 de los paciente presentron una presión arterial superior a 200 sobre 90, ¡esto es inaudito jorge! me dijo el cardiólogo invitado por la fundación, estos señores corren un alto riesgo de salud,  sino se hace algo yá con ellos. él los medicó y la fundción les donó los medicamentos.

Sin embargo esta historia es la misma en todo el país, por eso reitero que en colombia ser pobre e hipertenso en Colombia es mortal.  vemos que pasan meses para que les hagan un electrocardiograma, y los doctores de los hospitales públicos le recomiendan que ahorren los 10 dólares que cuesta en promedio este éxámen y que se lo hagan, puesto que nuestro sistema de salud pública en este sentido es ineficaz.

Ojalá nuestras relaciones internacionales no estuvieran solamente basadas en la cantidad de coca que los narcos exportan y cuantas hectareas se han erradicado, y se basaran en un intercambio de experiencias y conocimientos en aspectos tan importantes como la salud de los colombianos.

  Jorge Escalante

 

  

El Verdadero Problema de los Discapacitados Colombianos

•agosto 9, 2007 • Dejar un comentario

 Mucho se ha dicho sobre las necesidades insatisfechas de la población discapacitada colombiana, y siempre se centran en aspectos objetivos referentes a la accesibilidad, el alto costo de los aparatos ortopédicos, la falta de programas especializados de capacitación etc.  Sin embargo hay un aspecto subjetivo que generalmente no se tiene  en cuenta  y del cual se desprenden  la mayoría de los problemas de las personas con discapacidad y es la percepción que tienen de si mismos. 

Es de suma importancia que los Discapacitados Colombianos y Latinoamericanos aprendamos a percibirnos de una forma correcta y veamos cuan poderosos, capaces, creativos, productivos y hermosos somos. En nuestra cultura, la debilidad está asociada con discapacidad y es tan grande esta asociación que a nuestros ciegos les molesta que los llamen invidentes, debido al parecido con la palabra “indigente”.  

Al tomar en cuenta que tres cuartas partes de la población Colombiana y latinoamericana se encuentra en situación de pobreza, podemos asegurar sin temor a equivocarnos, que la gran mayoría de nuestros discapacitados carecen de los elementos básicos para  rehabilitarse  e integrarse productivamente a la sociedad. Pero mi punto no es echarles la culpa a nuestros gobiernos, pues seria redundar en un tema bastante conocido por ustedes,  el quid de la cuestión está en la percepción que tenemos los discapacitados de nosotros mismos. Personalmente provengo de una familia bastante humilde y perdí mi pierna izquierda cuando apenas contaba con 16 años de edad, sin embargo ni la pobreza de la cual provenía, ni mi discapacidad fueron obstáculos para alcanzar mejores niveles de calidad de vida, la razón fue sencilla, desde siempre me percibí a mi mismo como alguien capaz, fuerte e inteligente y esta convicción me dio las fuerzas para construir las herramientas que el medio no me proveía y creé oportunidades donde otros sólo veían óbices.

Por eso opino sinceramente que nuestro problema no es de pobreza, sino de auto percepción. Y la razón por la cual los Latinoamericanos seguimos permitiendo que se nos discrimine y excluya de los empleos, es porque no nos hemos organizado como una minoría capaz de salir a luchar, con las uñas si es necesario, por nuestro derechos.  Ojala que nuestro amigos discapacitados de los países desarrollados aporten su granito de arena hacia la consecución de nuestra independencia económica, emocional y social, presentando a sus gobiernos y a sus ONG´s  proyectos de capacitación y generación de empleo Para personas con discapacidad. Mientras tanto, las fundaciones y las asociaciones de discapacitados seguiremos dando la batalla.  

Jorge Escalante

Escritor ColombianoPresidente de la Fundación Amigos de los Discapacitados. www.amigosdelosdiscapacitados.wordpress.com  

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.